EL MOVIMIENTO FEMINISTA DE MADRID FRENTE A LA LEY MORDAZA Y LA REFORMA DEL CÓDIGO PENAL

Con esta acción de hoy, 28 de junio de 2015, queremos denunciar la total impunidad con que la Iglesia y sus jerarquías nos insultan, faltan al respeto y pretenden dictar leyes sobre nuestras vidas y cuerpos, mientras a nosotras se nos persigue y criminaliza por defendernos.

Las feministas llevamos décadas luchando en las calles junto con otros movimientos sociales: ocupando los espacios públicos y privados, visibilizando nuestras reivindicaciones, enfrentándonos al control y a la represión de las instituciones y de la jerarquía eclesiástica, luchando contra las violencias machistas y las políticas de austeridad.

A partir del 1 de julio, con la entrada en vigor de la Ley Mordaza, será más difícil salir a la calle a defender nuestros derechos sexuales y reproductivos, concentrarnos contra la violencia heteropatriarcal o utilizar nuestros cuerpos como armas de reivindicación.

Con la reforma del Código Penal (Ley 1/15) desaparecen las faltas y se incluyen nuevos delitos que apuntan directamente hacia activistas, migrantes y personas sin recursos. Mientras, aquellos que son realmente un peligro para la sociedad, quienes realizan actos corruptos o manejan grandes sumas de dinero, seguirán gozando de los privilegios de siempre, ya que no se endurecen los castigos contra este tipo de delitos.

Esta reforma limitará también nuestra capacidad de afirmar nuestras ideas y de generar debate y opinión pública, ya que se introducen nuevos delitos relacionados con el uso, acceso o publicación en las redes sociales que ponen en peligro las libertades de información y expresión. Además, se incrementan las penas sobre protestas vinculadas a símbolos, espacios y autoridades religiosas. La reforma del Código Penal incluye también una modificación “en materia de terrorismo” (Ley 2/15) a través de conceptos tan arbitrarios y ambiguos como la “alteración de la paz social”, de manera que cualquier acción catalogada como alteración del orden público (como las que realizamos en el movimiento feminista) se podrá considerar delito de terrorismo.

Con la reforma de la Ley de Seguridad Ciudadana (Ley 4/15) las multas vinculadas a acciones de desobediencia (15M, desahucios, acciones feministas, respuestas ecologistas, etc) aumentan y pueden llegar hasta los 600.000€, lo que consideramos una “muerte civil”.

No hemos encontrado un día mejor que hoy, día del Óbolo de San Pedro (la recaudación anual para el Vaticano que el año pasado llegó a los 70 millones de euros en todo el mundo), para visibilizar cómo las nuevas leyes nos dejan en una situación aún más precaria. Por ello, mientras la estirpe eclesiástica pide dinero para aumentar sus ya adineradas arcas, las mujeres y el colectivo LGTBIQ aprovechamos la ocasión para pedir, de manera simbólica, donativos para pagar las multas que nos van a poner por defendernos de sus agresiones. Mientras el Estado, supuestamente aconfesional, blinda el poder de la Iglesia Católica, restringe, persigue y criminaliza la libertad de expresión, de reunión, de manifestación y de autodefensa de toda la ciudadanía.

Juntos, Iglesia y Estado nos obligan a poner la otra mejilla frente a sus vejaciones. Y frente a ello, las feministas seguimos diciendo:

¡LAS MUJERES DECIDIMOS, LA SOCIEDAD RESPETA, EL ESTADO GARANTIZA Y LA IGLESIA NO SE METE!

#SINMORDAZAS

¡NO COMULGAMOS CON VUESTRAS HOSTIAS!

sinmordazass

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Tu opinión sí importa

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s